La Papa, una nueva aliada para adelgazar

El popular tubérculo es capaz de mejorar el metabolismo y atenuar la resistencia a la insulina. Y está indicado para aquellos que luchan para terminar su relación con los carbohidratos. Sí, has leído bien. La archipresente patata puede ayudarte a perder peso.

En realidad, estudios científicos recientes han demostrado que el extracto de su piel enciende una especie de interruptor en nuestro metabolismo que permite quemar la glucosa en vez de transformarla en grasa. La medicina natural siempre ha tenido muy en cuenta este tubérculo, tanto por sus beneficios para la salud como por su versatilidad.

La verdadera revolución se encuentra en su piel, que contiene clorofluorocarbonos y ácido ferúlico, sustancias que unen la calidad de los antioxidantes y el control de la glucosa en la sangre. Y es que ahora que sabemos que la aptitud física (nuestra capacidad de resistencia al ejercicio) está estrechamente relacionada con los niveles de glucosa que ingerimos, debemos tener en cuenta cómo metabolizamos el azúcar y cómo eso se relaciona con el control de nuestro peso.

El aumento de la glucosa en la sangre determina el incremento de los niveles de insulina. Pero cuando las células están demasiado estresadas por el constante bombardeo de glucosa, el organismo tiende a ser resistente a la insulina y su acción. Las consecuencias inmediatas de esta baja sensibilidad son el aumento de azúcar en la sangre y, por tanto, el aumento de peso, especialmente en el área abdominal. Si no se toman medidas, la situación puede empeorar y evolucionar, en el peor de los casos, hasta una diabetes tipo 2.

Recientes estudios han demostrado que la patata podría ser muy valiosa ayudando en programas de pérdida de peso. Su extracto, en particular, es capaz de mejorar el metabolismo y atenuar la resistencia a la insulina. ¿Y para quién está indicado el consumo de extracto de papa? Para todos aquellos a los que les cuesta empezar y mantener la dieta y, sobre todo, para los que no pueden ingerir carbohidratos (pan, pasta, dulces…).

Más Información Aquí.